2022: un año de ensueño para Titanes de Barranquilla
Con dos títulos del torneo de Colombia y el tercer puesto de la Liga Sudamericana, cumplió con creces las metas propuestas para esta temporada.

El 2022, sin duda, fue un año de ensueño para Titanes de Barranquilla. Dos ligas colombianas y el podio con la medalla de bronce, en la Liga Sudamericana de Baloncesto (LSB), que lo deja como el tercer mejor equipo del continente, así lo confirman.

Además, fue el año en el que la franquicia barranquillera tuvo la oportunidad de volver a jugar en su casa: el coliseo Elías Chegwin, tras casi dos años sin hacerlo frente a su gente por la llegada de la pandemia, lo que en esta ocasión fue una realidad tanto en el torneo doméstico como en el cuadrangular del Grupo A de la Liga Sudamericana, el cual fue organizado en la capital del Atlántico por el staff del equipo que más ha sido campeón en Colombia.

Por otro lado, y no menos importante, Titanes pudo alzar por primera vez en su historia el trofeo número siete de la Liga de Clausura de la Liga Wplay.co de Baloncesto Profesional, ante con un coliseo a reventar por sus fanáticos.

Abril marcó la senda ganadora

Llegado el cuarto mes del año se confirmó que Cali volvería a acoger la Liga Wplay.co de Baloncesto Profesional, en su edición de apertura, y con una plantilla que mezcló la juventud con la veteranía, Titanes salió a competir dispuesto a obtener su sexto título. En aquel entonces,, recibió el aval para hacer su debut, el 23 de abril de 2022, con un aforo limitado, en el Elías Chegwin ante Corsarios de Cartagena, victoria que marcó la senda hacia el hexacampeonato.

Jair Jaimes, Soren Deluque, Diego Altamiranda, Samuel Seoanes, Tonny Trocha, Ernesto Oglivie, Sebastián Valencia, Heissler Guillent, Michael Hicks, y Jesús Medina, con la dirección de Tomás Díaz, y bajo la primera gerencia general del exjugador Gianluca Bacci, caminaron airosos por la liga y enfrentaron duros retos, como lo fue estar casi dos meses en una misma ciudad y lesiones complicadas como la del juvenil jaimes y en su mejor momento deportivo.

“Titanes se repuso ante golpes como la lesión de Jair (Jaimes), que lo sacó del torneo, y también a lo desgastante de seguir encerrados y en otra ciudad. Sin embargo, pudimos traernos ese sexto título y cumplir el primer objetivo del año”, recordó Tomás Díaz.

En aquella ocasión, la Liga Wplay de Baloncesto Profesional se realizó con siete (7) equipos: Titanes de Barranquilla; Corsarios de Cartagena; Búcaros de Bucaramanga; Cafeteros de Armenia; Tigrillos de Antioquia; Caribbean Storm de San Andrés y Team Cali.

En una primera fase de todos contra todos, cada equipo enfrentó a sus rivales en dos ocasiones. Un saldo de tan solo 1 derrota ante Team Cali en semifinales, tras una fase regular perfecta, llevó a Titanes a medirse con Cafeteros de Armenia, para barrerlo 3-0 en las finales. Cómo olvidar el triple de ensueño de Heissler Guillent con el que se selló la victoria en el Coliseo del Pueblo de Cali y la consecución del banderín número 6 para los de Barranquilla.

El título 6 de Titanes de Barranquilla fue conseguido en el primer semestre del año ante Cafeteros de Armenia.

La séptima estrella y Sudamericana

Llegó septiembre y con él el torneo de clausura de la Liga Wplay.co de Baloncesto Profesional, ahora sí con público en los coliseos. La pelota se lanzó al aire en el coliseo Elías Chegwin de Barranquilla el sábado 17 de septiembre en la serie que Titanes enfrentó contra Tigrillos de Medellín. El quinteto paisa y el de Barranquilla hicieron parte de la conferencia A de la competencia, al igual que Corsarios de Cartagena, Búcaros de Bucaramanga y Caribbean Storm de San Andrés. En esta nueva modalidad de Torneo. con 10 equipos, la conferencia B estuvo conformada por Piratas de Bogotá, Team Cali, Cóndores de Cundinamarca y Sabios de Manizales.

Y Titanes lo volvió a hacer y con tan solo una derrota ante Caribbean Storm en la isla, pasó primero en su grupo a los cuartos de final, tras 16 salidas al maderamen en la temporada regular. Luego, llegó el turno de enfrentar a Cóndores de Cundinamarca en Cuartos de Final, serie al mejor de tres juegos que Titanes barrió en dos salidas a la duela, primero de visitante y luego de local ante su gente y con la presencia de la Reina del Canaval de Barranquilla 2023, Natalia De Castro.

Ya en las semifinales, Titanes se enfrentó a Piratas de Bogotá, de nuevo, al mejor de tres encuentros, los dos primeros en la capital del país y en los que logró una victoria y obtuvo una derrota. Ya en Barranquilla, Titanes consiguió, en el primer intento, el pase, una vez más, a la finales del torneo colombiano.

Y esta última etapa fue con un rival ya conocido: Caribbean Storm, cuyo nivel venía en considerable ascenso, pero eso no le alcanzó porque en los dos primeros juegos en San Andrés supo lo que es la derrota. Dado que esta serie era al mejor de 5 partidos, ambos equipos viajaron a Barranquilla, los de casa para sellar un nuevo título, y los visitantes para intentar dar la vuelta a la serie en tres juegos seguidos. Sin embargo, Titanes mostró su jerarquía y no dejó escapar la posibilidad de alzar el trofeo con sus fanáticos que atestaron hasta la bandera al Elías Chegwin.

Este séptimo título fue obtenido por un roster conformado por Brandon Davis, Heisller Gillent, Soren Deluque, Tonny Trocha, Samuel Seoanes, Orlando Palma, Ernesto Oglivie, José Lozano, Jainner Ruiz, Jonathan Rodríguez, Jhorman Zamora, Juan Armenteros y Jairo Mendoza. En distintas fases y aunque no llegaron a las finales de la competencia es imposible desconocer el aporte de jugadores como Selem Safar y Javier ‘Javi’ González.

El torneo clausura de la División Profesional de Baloncesto (DPB) Colombia, se jugó en paralelo con lo que sería la anhelada presentación internacional de Titanes. Y es que a finales de septiembre, exactamente el 30 de mes, se inició, en el coliseo Elías Chegwin, el cuadrangular del grupo A de la Liga Sudamericana de Baloncesto conformado por el anfitrión; Punto Rojo, de Ecuador; Liga Sorocabana, de Brasil, y Club San Martin de Argentina.

Pro primera vez en su historia, Titanes pudo ser campeón frente a su afición en el Elías Chegwin, tras logras la séptima estrella en el segundo semestre del 2022.

Próximo paso: Buenos Aires

Luego del séptimo título conseguido, el pasado 24 de noviembre, Titanes tuvo que enfocarse en el viaje a Buenos Aires, Argentina, para competir en el Final 8 de la Liga Sudamericana de Baloncesto.

Dicho cupo a esa instancia del torneo internacional fue conseguido por el equipo luego de quedar segundo del Grupo A que se celebró en el coliseo Elías Chegwin de Barranquilla, entre 30 de septiembre y el 2 de octubre.

Ese fin de semana Titanes venció a Punto Rojo, de Ecuador a Liga Sorocabana, de Brasil. Sin embargo, no pudo superar a Club San Martín, de Argentina, a la postre, el subcampeón de la competencia.

Con la clasificación entre los mejores 8 equipos del continente, Titanes comenzó a ver la consecución de los objetivos trazados a comienzos de año.

Ya en la capital de Argentina, el pasado 28 de noviembre, el objetivo era ganarle a Baurú de Brasil, en compromiso pactado para el día siguiente en la cancha de Obras Sanitarias, donde se desarrolló toda esa fase de la competencia de FIBA.

Titanes había viajado con Brandon Davis, Soren Deluque, Jhornan Zamora, Tonny Trocha, Ernesto Oglivie, José Lozano, Jonathan Rodríguez y Jesús Medina. Andrés Ibargüen y David Cubillán llegaron a reforzar al equipo.

Y con un marcador de 62 – 84, Titanes dio el primer golpe y se llenó de ilusiones en su objetivo de ser el primer clasificado al Final 4. Luego vino el siguiente reto: vencer a Unifacisa, también de Brasil. El 30 de noviembre, de nuevo en cancha de Obras, con 75- 69, y gracias al excelente juego colectivo, certero en la estrategia, avanzó entre los cuatro mejores del continente.

“Me siento contento por el buen funcionamiento del equipo y aunque este logro ya lo había obtenido en 2009 dirigiendo a Cúcuta Norte, en esta ocasión es distinto y con un proceso del que me siento orgulloso”, amplió Tomás Díaz, tras la victoria.

Llegaron dos días de descanso y de nuevo a enfrentar a Baurú en las semifinales. El equipo de Brasil venía en ascenso y de eliminar a un local Boca Juniors. Titanes no pudo frenarlo y tuvo que conformarse con jugarse el tercer puesto ante Oberá, el 4 de diciembre, en un juego que fue para los de Barranquilla que recibieron los mejores comentarios de la crítica y la certeza de un excelente trabajo que dejó la mejor cara del baloncesto de Colombia a nivel internacional.

“Quedamos contentos, pero sabemos que pudimos llegar a la final. De todos modos cerramos un año increíble y ahora solo queda seguir soñando para el año entrante”, concluyó Alberto Caparroso, presidente del Club.

Titanes de Barranquilla selló de esa manera un año lleno de logros que le bastaron para recibir mención especial como mejor Club y Mejor Dirigente Deportivo en las pasada entrega de premios de Deportista del Año de Acord Atlántico, agremiación que aglutina al periodismo deportivo del departamento.

Buena esa Titanes, a cosechar más logros para Barranquilla y Colombia en 2023.

Últimas Noticias