Con la casa llena, Titanes ganó su primer juego de la Liga Wplay ante Corsarios
El coach Tomás Díaz le dedicó el triunfo a la organización y a la afición que tras casi tres años de ausencia volvió a alentar desde las tribunas del coliseo Elías Chegwin.

El esperado día llegó. Luego de dos años y siete meses Titanes de Barranquilla pudo volver a jugar en su casa, el coliseo Elías Chegwin, esta vez con un recinto a reventar, ante Corsarios de Cartagena.

La primera fecha de la ronda eliminatoria de la Liga Wplay de Baloncesto Profesional transcurrió en medio de la alegría para el pentacampeón, pues su afición demostró que es incondicional con el quinteto barranquillero, y ni la lluvia pudo opacar la fiesta preparada con el anfitrión que, a la postre, se impuso ante su rival con un marcador de 95 – 78.

El himno nacional, interpretado por el reconocido cantante Checo Acosta, le hizo la antesala al encuentro que contó con las graderías teñidas de rojo y con una localía que se sintió de principio a fin..

Luego, Titanes y Corsarios saltaron a la madera para reactivar el baloncesto profesional en la capital del Atlántico. Los dirigidos por Tomás Díaz comenzaron en la noche del pasado 21 de abril con el venezolano Heissler Guillent, timonel del equipo, los panameños Ernesto Oglivie y Michael Hicks y los colombianos Jair Jaimes y Tonny Trocha.

Y es que el juego del pentacampeón hizo gala de su poder ofensivo y la experiencia de sus referentes, con los que logró imponerse de la mano de un jugador de la talla de Heissler Guillent, ‘El sastre’, quien fue el mejor valorado de la noche con 26 en ese renglón.

El nacido en Caracas Venezuela, convirtió 15 puntos, 7 rebotes totales y 10 asistencias que marcaron la senda de la victoria de Titanes en este inicio de temporada que, a excepción del partido en el Elías Chegwin, se jugará en su totalidad en el coliseo Evangelista Mora de la ciudad de Cali, sede única de este torneo que reúne a siete equipos y que culmina a principios de junio.

La directiva de Titanes de Barranquilla, tras rendirle homenaje a Jaime Echenique, primer jugador colombiano y barranquillero que llega a la NBA.

Otro de los destacados de la noche fue el panameño Ernesto Oglivie, quién terminó con doble-doble: dos dígitos en las principales estadísticas del juego: 12 puntos y 10 rebotes totales. 

Empujado por un estadio lleno, Titanes salió a demostrar que el título de pentacampeón no había llegado por cosas del azar.

El capitán se puso el equipo al hombro en el primer cuarto con una penetración bajo la cesta y un triple sobre el final para dejar la diferencia en cinco puntos al término de los primeros diez minutos.

El segundo cuarto terminó con diferencia muy cómoda para los de casa que se fueron a las duchas con diez puntos a su favor y un marcador de 45-35.

En el tercer cuarto Michael Hicks., el panameño, se puso a producir triples desde los costados sin descuidar la presencia debajo del aro. En ese momento, la defensa también falló y no lograron ampliar la ventaja que se mantuvo sobre los ocho de diferencia a favor de Titanes.

Luego de un penúltimo periodo en el que los dos equipos igualaron con 30 puntos, Titanes entendió mejor la manera de interpretar situaciones, con mejoras debajo de su aro y sacando provecho de las posesiones para sentenciar su primer triunfo de la temporada.

Titanes viajará este viernes rumbo a Cali para enfrentar el resto de la temporada con la satisfacción de haberle dado un triunfo a su afición. El siguiente partido será el sábado 23 de abril ante Cafeteros de Armenia, que se impuso ante Tigrillos de Medellín en la primera fecha, en suelo paisa.

En el show de medio tiempo, Titanes rindió un sentido homenaje a Jaime Echenique, quien recibió, de manos la junta directiva del club, una placa que lo reconocía como miembro honorario del mismo.

También hubo actividades con los fanáticos, quienes concursaron por un millón de pesos para quien convirtiera una cesta desde la mitad de la cancha. El cierre de este intermedio fue bastante emotivo tras la develación del quinto banderín obtenido por el equipo de Barranquilla tras ganar la Liga Wplay de Baloncesto Profesional.

La afición de Titanes se volcó al coliseo Elías Chegwin, tras casi tres años sin presenciar un juego de Titanes de la Liga Wplay de Baloncesto Profesional.

Tomás Díaz, entrenador de Titanes de Barranquilla, se mostró satisfecho por el funcionamiento del equipo sin desconocer que la temporada apenas empieza y que todavía queda mucha tela por cortar. Sin embargo, con orgullo, ponderó a toda la organización del club por el espectáculo ofrecido en casa, así como a la afición que respondió ante el regreso del baloncesto profesional a la capital del Atlántico. El cartagenero no dudó en dedicarles el triunfo.

“Estamos muy contentos por lo vivido esta noche con una afición que nos dio todo su respaldo. También destaco el trabajo de todo el staff administrativo de Titanes, organización a todo nivel”, sostuvo el coach en rueda de prensa al final del juego.

Resumen del partido

Primer cuarto: 19-14

Segundo cuarto: 43-35

Tercer cuarto: 73-65

Último cuarto: 95-78

Últimas Noticias