Un desconocido Titanes pierde el Juego 1 de las semifinales ante Caribbean Storm
Sin desmeritar al rival, el coach Tomás Díaz sentó su voz de rechazo ante los ajustados itinerarios por fecha FIBA con los que él y 7 de sus jugadores regresaron al país, lo que no le permitió prepararse de la mejor forma.

Como el que logra un título, así celebró Caribbean Storm haberle ganado 67-89, el Juego 1 de las semifinales a un Titanes de Barranquilla que no tuvo tiempo ni de hacer un entrenamiento con el grupo completo antes de tan importante compromiso en la Liga de Baloncesto Profesional de Colombia.

Y es que 16 horas antes de que se lanzara la pelota al aire en el coliseo Ginnie Bay de San Andrés, no habían llegado a la isla ni Gianluca Bacci. ni el entrenador del equipo, Tomás Díaz, pues la Federación Colombiana de Baloncesto (Fecolcesto) dispuso que estas dos personas tenían que volver al país desde Buenos Aires (Argentina) con escala en Miami (Estados Unidos) en vuelo hacia Bogotá y luego hacia el archipiélago.

La semana anterior, tras conocerse la forma y los tiempos en los que regresarían sus jugadores, el cuerpo directivo de Titanes lo informó a la División Profesional de Baloncesto (DPB) con el fin de que las semifinales comenzarán a jugarse el próximo 1 de diciembre, como lo dispuso la FIBA a todas las ligas profesionales de Suramérica, que tuvieron en cuenta que la ventana clasificatoria al Mundial 2023 se terminaba oficialmente el 29 de noviembre. Dicha petición fue rechazada por la DPB con el argumento de que todos y cada uno de los que representaron a Colombia en Argentina estarían en San Andrés, el mismo domingo, en el transcurso del día, lo que a la postre no ocurrió.

En todo caso, Caribbean, que no pasó por los mismos problemas logísticos que Titanes, se plantó bien en el maderamen, por lo que no son excusas y es mucho lo que el quinteto de Barranquilla tiene que alinear de cara al Juego 2 previsto para las 2 de la tarde de mañana miércoles 1 de diciembre, tiempo que tampoco deja espacio para un entrenamiento formal.

Aunque Jonathan Rodríguez ya estará en la rotación del equipo, estas horas de recuperación y de fundamentación táctica serán vitales para la resiliencia del tetracampeón que todavía tiene por delante una serie larga en la que seguro habrá desquite.

En la rueda de prensa de la DPB, al final del juego, el coach de Titanes, Tomás Díaz, reiteró la situación antes descrita y recalcó que tanto él como siete de sus jugadores regresaron al país en desgastantes itinerarios y sin tiempo suficiente para preparar las semifinales.

“El juego es producto también de varios factores externos que influyeron en la concentración, en el desarrollo de la preparación. Siento mi voz de protesta porque la misma organización sabia que teníamos 7 jugadores en fecha FIBA, con Jonathan Rodríguez por fuera y nosotros apenas llegamos anoche (lunes). Se pidió el aplazamiento y no se pudo, pero en un primer y segundo cuarto dominamos, pudimos hacer las cosas bien pero el equipo se fue mermando y eso biológicamente se puede evaluar después de 8 o 10 horas de viaje. Eso es lo que hay y no se puede desmeritar el trabajo de Caribbean que hizo bien las cosas”, declaró Díaz.

En el caso de los panameños Josimar Ayarza y Ernesto Oglivie, que representaron a su país en la ventana de Argentina, su regreso a la isla también ocurrió el pasado lunes, pues su último compromiso con la selección fue el domingo 28 de noviembre con escala de más de 5 horas en Medellín.

El partido

Titanes inició el juego con la identidad de siempre, con Ernesto Oglivie y Hansel Atencia precisos tanto debajo del tablero, en el caso del panameño que aportó 27 puntos, como con los tiros de campo, por parte del armador colombiano.

El segundo cuarto inició 23 -15 y siguió con el dominio de los barranquilleros que con un triple de Gianluca Bacci desde la mitad de la cancha se fueron al medio tiempo arriba en el marcador con 40-36 en el marcador.

En la segunda mitad, los dirigidos por Tomás Díaz se mostraron confundidos, sin referencias de marca, débiles debajo de los tableros y sin aciertos en tiros de campo, lo que fue diferente para el equipo de la isla que aprovechó todas las oportunidades alejándose cada vez más en el marcador con una distancia que hacía dos años no se le sacaba a Titanes de Barranquilla.

Ahora, Titanes deberá pasar la página y tendrá que subir el ánimo, pues también, en menos de 16 horas, sin entrenamiento suficiente, tendrá que volver a enfrentar a Caribbean Storm a las 2 de la tarde de este miércoles 1 de diciembre con transmisión de Win Sports, y el canal de Facebook de la DPB.

Últimas Noticias