Titanes le propinó paliza a Tigrillos y quedó más cerca de su cuarto título en la liga de Colombia
Con contundencia, el equipo de Barranquilla pasó por encima del de Medellín en las finales de la Liga de Baloncesto Profesional (LBP). Este sábado será el juego 2.

Un marcador de 103 a 68, con una diferencia de 35 puntos, dio muestra de la poca piedad que Titanes de Barranquilla tuvo con Tigrillos de Antioquia en el primer juego de la final de la Liga de Baloncesto Profesional (LBP), la noche de este viernes 4 de junio en el coliseo Evangelista Mora, de la ‘burbuja’ de Cali.

Dicho triunfo, dejó al tricampeón de Colombia con marca perfecta de 15 juegos sin conocer lo que es la derrota en el torneo y a dos victorias del cuarto título al hilo.

El puertorriqueño Jonathan Rodríguez, quien antes del juego recibió el trofeo que lo catalogó como el jugador más valioso de la fase regular, MVP, por sus siglas en inglés. fue el más destacado de Titanes de Barranquilla, tras ir a las duchas con 20 puntos, 5 rebotes totales y 3 asistencias en 28 minutos en la cancha.

Los primeros segundos del juego mostraron a un Titanes agresivo enfocado en repetirle la dosis que le propinó a su rival en la fase regular del torneo cuando lo venció 87 a 70.

Muy rápido, los dirigidos por Tomás Díaz llegaron a un parcial de once puntos seguidos a unos Tigrillos que apenas y podían reaccionar ante la presión constante de los barranquilleros y una gran eficacia en zona de pintura, con 20 puntos encestados antes de la pausa del entretiempo. 

De ahí en adelante, con el desacierto de casi todo el elenco de Tigrillos, el camino hacia los primeros veinte minutos del juego dejó a los de Barranquilla hasta con una máxima ventaja de 33 sobre sus rivales, que apenas pudieron encontrar el aro sobre los minutos finales del segundo cuarto. 

El puertorriqueño Jonathan Rodríguez con el trofeo que lo cataloga como el jugador más valioso de la fase de regular del Torneo. Aquí, posando con la distinción.

El santandereano Hansel Atencia, que terminó aportando 17 puntos, 14 de ellos por la vía de los triples, fue otro de los jugadores destacados de Titanes, al igual que el puertorriqueño Guillermo Díaz, quien sumó 14 puntos y el panameño Ernesto Oglivie con 19. 

En la primera mitad, con parcial de 56-29, Titanes se fue al descanso de medio tiempo y se mentalizó en seguir en el juego con intensidad para no dejar despegar a unos Tigrillos que entre más pasaba el tiempo se iban quedando sin aliento.

En el tercer periodo, cuando aún faltaban 6 minutos con 18 segundos por jugarse, el coach de Tigrillos, Hernán Darío Giraldo, cometió su segunda falta técnica, por lo cual fue expulsado del partido, lo que tornó un poco incómodo el ambiente en el Evangelista Mora, sobre todo porque el entrenador se mostró reacio a abandonar el maderamen. 

De ahí en adelante, el puertorriqueño Jonathan Rodríguez fue el encargado de hacer las conversiones del caso para ampliar la máxima diferencia del juego hasta los 39 puntos. 

Con la ventaja completamente inalcanzable, Tomás Díaz cerró los últimos cinco minutos del partido con la banca, con la cual logró romper la barrera de los cien puntos, para imponer máxima autoridad en el primer juego de la final. 

Titanes y Tigrillos volverán a verse este sábado 5 de junio a partir de las 7:00 de la noche en el segundo juego de las finales de la LBP. El juego 3 está pactado para el lunes 7 de junio, también, desde las 7 de la noche.

Resumen del partido

– Primer cuarto: 31-11 para Titanes.

– Segundo cuarto: 25-18 para Titanes.

– Tercer cuarto: 28-18 para Titanes.

– Último cuarto: 19-21 para Tigrillos. 

– Total final: 103-68 para Titanes.

Últimas Noticias