Titanes ya sabe lo que es celebrar un título en su casa y con todos sus fanáticos
El equipo de Barranquilla obtuvo el título número 7 en su historia y se convierte en el más ganador del baloncesto profesional colombiano. Ahora, su enfoque está en la Liga Sudamericana de Baloncesto.

Por fin,Titanes de Barranquilla supo lo que es proclamarse como el campeón de Colombia barriendo en la serie al fuerte Caribbean Storm de San Andrés, y dejando el último partido con marcador 94-74.

Fue un encuentro para la historia. Titanes tenía todo para ser campeón en su casa, algo que no había hecho nunca ya que las seis veces que lo había logrado fue fuera de Barranquilla. La cancha estaba lista, la ropa lista, así como el público. Solo faltaba que Titanes y Caribbean dieran el salto inicial para que el fervor estallara en las gradas del coliseo Elías Chegwin que estuvo a reventar.

Mas de 3.000 personas estuvieron en el coliseo para ver a Titanes y a su rival que le quería dañar la fiesta. El primer cuarto ya tenía acciones y el campeón buscaba desde el primer segundo luchar para poder arrancar con el pie derecho. Caribbean intentaba asustar con Jackson, Ibargüen y Ayarza, pero Titanes respondía con Zamora desde el perímetro, con Soren desde la pintura y Jesús Medina armando el equipo, para que el primer cuarto cerrara 20-17.

En el tercer cuarto se vio con más minutos a Fernando Lucena, un jugador que no tuvo mucha actividad en los partidos pasados, pero gracias a la confianza de Iván García, tuvo la oportunidad de pagar con creces y aportar con sus puntos para alargar la diferencia en el partido. A esto se le sumaba la presencia de Luis Almanza, jugando con más consistencia ayudando en defensa-ataque. El segundo cuarto terminó 45-48 a favor de Caribbean y el equipo Barranquillero estaba consciente de que a pesar del resultado podría consolidarse y obtener el título.

Caribbean Storm en el tercer cuarto estuvo con una diferencia de 5 puntos, lo que fue cambiando de a poco revertido por Titanes de Barranquilla que en ese periodo supo levantarse y ser afectivo con puntos, asistencias y rebotes.

Titanes, además de conseguir espacios para lanzar de tres, no dejaba de utilizar una de sus principales armas: El pick and roll. Este movimiento le fue muy eficaz al equipo costeño, tanto así que ayudó para que terminara arriba en ese cuarto: 72-65.

Llego el último cuarto, con él la fiesta, el desborde de alegría y la eficiencia de Titanes. El campeón aportó 25 puntos más, mientras que Caribbean solo 9, unos números que demuestran que el equipo isleño se quedó sin fuerzas, mientras que los hexacampeones que debían quitar ese rotulo para pasar a ser HEPTACAMPEONES.

El samario Soren De Luque fue escogido como el MVP de las finales luego de ser el líder defensivo y ofensivo del equipo en la obtención de este nuevo título. De Luque llega a su quinto título en el baloncesto colombiano, todos con Titanes de Barranquilla. Su promedio en las finales fue de 16,6 PTS, 8 RBT y 2,6 AST.

Con este título, Titanes se convierte en el más veces campeón de Colombia, superando a Búcaros de Bucaramanga con 6.

Ahora, el enfoque de los de Barranquilla pasa a la Liga Sudamericana de Baloncesto, cuyo Final 8 se va a jugar desde el próximo 29 de noviembre en Buenos Aires (Argentina). Titanes jugará ante Baurú de Brasil, a partir de las 11:30 de la mañana, hora de Bogotá.

Últimas Noticias