Tomás Díaz es uno de los nominados al premio del Deportista del Año de El Espectador y Movistar
El galardón, que podría ganar el coach de Titanes de Barranquilla y figuras como Anthony Zambrano y Egan Bernal, se entregará el próximo lunes 6 de diciembre, en Connecta, Bogotá. También fue escogido como el mejor entrenador de la fase regular de la liga colombiana.

El importante diario capitalino y la empresa de telecomunicaciones española, con presencia en Colombia desde 2005, tuvieron en cuenta a Tomás Díaz, entrenador de Titanes de Barranquilla, para nominarlo al premio del Deportista del Año de El Espectador y Movistar, que se entregará el próximo lunes 6 de diciembre, en Connecta, en Bogotá.

Su tesón y don de gentes a la hora de dirigir en la duela, así como el hecho de ser el artífice de los cuatro títulos obtenidos en línea por el quinteto barranquillero, lo colocaron en la mira de los que manejan el prestigioso premio que también podría quedar en mano de figuras tan representativas como el medallista olímpico, Anthony Zambrano y el ciclista Egan Bernal. Díaz también fue escogido como el mejor entrenador de la fase regular de la Liga de Baloncesto Profesional que se juega actualmente en la isla de San And´res.

A continuación reproduciremos una entrevista escrita a cargo del periodista de El Espectador, Fernando Garzón, la cual resalta el trabajo del entrenador cartagenero y en la que se confirma su nominación.

Tomás Díaz es el entrenador de Titanes de Barranquilla desde que fue fundado en 2018. Desde entonces ya son 4 títulos consecutivos. Archivo / TDB

Tomás Díaz: “Titanes va por el pentacampeonato”

Por: Fernando Camilo Garzón

El Espectador

Tomás Díaz rara vez se desespera. En su cabeza, la idea está clara y por eso confía en su capacidad para transmitirla. Para hablar es sereno. Tranquilo, como es en la cancha. Su estilo lo ha llevado a conseguir con Titanes la marca histórica de cuatro campeonatos consecutivos en la liga de baloncesto profesional en Colombia. Y el último sin perder un solo partido.

Hay muchos factores que definen su éxito. Por supuesto, están los jugadores, el entrenamiento, el estilo de juego, pero, para Díaz, el arma principal de su equipo es su estructura. Lo define como un conjunto de labores que le han permitido extender su dominio a través de los años.

Cartagenero, exjugador, estudioso de las estadísticas y defensor de la estrategia de conjunto. Tomás Díaz habló con El Espectador de las claves de Titanes, de su idea de juego y del momento que vive el baloncesto en Colombia.

Díaz es uno de los nominados al premio del Deportista del Año de El Espectador y Movistar, que se entregará el lunes 6 de diciembre, en Connecta, en Bogotá.

¿Por qué Titanes ha ganado cuatro años consecutivos?

La superioridad de Titanes se basa en su profesionalismo. En todas las facetas: la administrativa, la deportiva y la financiera. Titanes ha ganado las últimas cuatro ligas porque tiene un proyecto que nos permite a nosotros crear una base deportiva y tener una identidad.

¿Cuál es esa idea de juego y cómo la adapta a la amplitud de la plantilla?

Cuando se tiene un conjunto de jugadores que podrían ser determinantes en cualquier equipo, lo más importante es definir bien sus roles. Todos los jugadores que llegan acá saben que tenemos una identidad. Nosotros nos basamos en la idea del juego en conjunto, queremos que la pelota circule en la ofensiva y no depender de un solo jugador. Y la defensa no se negocia. Todos los jugadores, sin importar sus pergaminos, tienen que defender. Esa es nuestra cultura y es la identidad que defendemos.

¿Cómo trabajan esa circulación ofensiva?

Lo más importante, que siempre tratamos de mejorar, es nuestra cantidad de tiros por cuarto. La meta siempre es ampliar el registro de oportunidades que creamos. Así, el margen de error que tenemos es más alto. Si tenemos más posesiones podemos subir nuestra efectividad a través de la producción. El objetivo es tener la mayor cantidad de chances posibles. Para eso hay que correr, de forma ordenada, y defender con intensidad. Y cuando hablamos de oportunidades no solo nos referimos al tiro, también a las penetraciones y las jugadas en la pintura. Es decir, el equipo debe adaptarse a cualquier tipo de juego, interior o exterior. Debemos aprovechar las cualidades de todos nuestros jugadores para tener un potencial ofensivo mayor.

Algunos critican el poderío de la plantilla de Titanes…

Eso es lo que exige el nivel profesional, el espectáculo. Hay personas que critican a Titanes por ser la mejor estructura y por tener los mejores jugadores. Pero es lo mismo que sucede con los grandes equipos del mundo. Las críticas deberían estar dirigidas a por qué no existe una liga de desarrollo para promover más jóvenes, más talentos. Y en eso ya está trabajando la DPB. Nuestro esfuerzo ha estado enfocado en ser lo más profesionales posibles y tener una plantilla completa.

¿Titanes tiene la deuda de ganar por fuera de Colombia?

Sí, es el reto y nuestra meta. Tenemos que replicar internacionalmente los cuatro campeonatos que hemos ganado en Colombia. Afuera, la competencia es a otro nivel. Son equipos muy sólidos en todos los sentidos. Nuestra lucha siempre ha sido tratar de mantener la plantilla, pero no lo hemos logrado. Ese es uno de los principales problemas. Para la Liga tenemos un equipo, pero cuando llega la copa internacional la mayoría de los jugadores ya salieron. Y no los podemos retener acá, porque es necesario que sigan jugando para que no pierdan el ritmo. No pueden quedarse quietos. Así es difícil mantener la base y sostener la idea de juego.

Es bueno, entonces, que se hagan dos torneos al año.

Sí. Es muy beneficioso para todos: para los entrenadores, los equipos y la organización. El trabajo nos sirve para conseguir más recursos. No hay que descartar, sin embargo, la idea de que se haga un torneo de ida y vuelta. Se rumorea que es posible que el próximo año se haga otra concentración como la que se va a hacer ahora en San Andrés. Pero eso no es beneficioso para equipos como Titanes o Cimarrones, que tienen una buena afición y necesitan a sus seguidores para seguir creciendo.

¿Cómo vio lo de Jaime Echenique y su posibilidad en la NBA?

Echenique tiene que ser aplaudido, es un ejemplo para los que están empezando. Jugar en la NBA es muy difícil, hay que pasar muchísimos filtros. Estar en ese nivel de exigencia no es fácil, y menos conseguir lo que él consiguió y tan rápido. Muchos factores influyen en que lo elijan o no. No es fácil y él está en la élite. Todavía tiene tiempo y tendrá chance de generar mejores estadísticas en donde decida seguir su carrera, en la G-League o en Europa.

¿Cómo ve a Piratas de Bogotá?

Piratas está en un proceso de renovación y tiene un trabajo importante de juveniles. Hace poco ganó el torneo sub-18 con los hermanos Blanco, jugadores de muy buen desarrollo. Va a ser interesante que les den la oportunidad y habría que esperar a que los jóvenes se complementen bien con los jugadores de experiencia.

¿Para qué está Titanes?

Este año para Titanes será diferente. Estamos en una transición. Queremos mostrar nuevos jugadores y darles la oportunidad. Somos conscientes de que tendremos ocho cambios en la plantilla y de que tendremos que adaptar el funcionamiento del equipo mientras llegan todos los jugadores. El objetivo es ganar nuestro quinto campeonato consecutivo.

Últimas Noticias