Así preparó Titanes su ventana como local en la Basketball Champions League Americas (BCLA)
Desde inicios del año, Titanes de Barranquilla comenzó a trabajar en los preparativos de este evento internacional de baloncesto.

Más de 22 años pasaron para que Barranquilla volviera a ser sede de un evento internacional de Baloncesto. La última experiencia data de 1999 cuando los extintos Caimanes participaron, en aquella época, en la llamada Copa Libertadores, también en el maderamen del viejo coliseo de la calle 72, que lleva el nombre de Elías Chegwin, primer colombiano en jugar este deporte a nivel universitario en Estados Unidos, en el año 38.

Ahora, en 2021, la historia de la pelota naranja en la capital del Atlántico la escribe con hilos dorados el Club Titanes, tricampeón de Colombia desde su fundación en 2018, y con el que la ciudad del Carnaval volvió a ser representada al más alto nivel.

Y fue precisamente el segundo título, el obtenido en 2019 en la Liga de Baloncesto Profesional (LBP), el que tiene a Titanes de Barranquilla en la Basketball Champions League Americas 20- 21, la cual reúne a los 12 mejores clubes profesionales del continente.

El quinteto barranquillero hace parte del Grupo A que comparte con Real Estelí, de Nicaragua, y Caballos de Coclé. de Panamá, a los cuales enfrentó en una primera ventana en Managua.

En enero pasado, una vez la BCLA confirmó el cronograma de ventanas y las sedes de las mismas, Titanes de Barranquilla comenzó a prepararse para tener todo listo para los tres juegos que se vienen realizando en su coliseo, desde el pasado 4 hasta el 6 de marzo.

Se trató de una ‘titánica’ planeación para poder representar a Colombia en esta competencia de la FIBA y estar a tono con las exigencias de la misma.

Fue así como el cuerpo directivo y staff de Titanes de Barranquilla, en paralelo al riguroso trabajo del cuerpo técnico y jugadores, comenzó a moverse en corto tiempo para no dejar ni un cabo suelto en la logística que un evento de estas magnitudes necesita.

Alberto Caparroso, presidente de Titanes de Barranquilla, estableció que había que pensar en varios frentes importantes a la vez: el hotel para albergar a las tres delegaciones; el transporte de las mismas, su hidratación, alimentación y, sobretodo, la bioseguridad para que la ‘burbuja’ se mantuviera segura y protegida de un posible contagio de Covid-19.

“Este es un evento exigente, pero lo hace aún más la pandemia que estamos viviendo, lo que dificultó más las cosas, pero nos pusimos manos a la obra para no dejar nada al azar y tener una ventana como la que estamos viviendo en Barranquilla”, destacó el directivo.

Más de 120 personas trabajaron en el montaje y preparación de la segunda ventana del Grupo A de la BCLA en la que Titanes de Barranquilla es el anfitrión. Fotos: Carlos Capella – TDB

El Hotel, corazón de ‘la burbuja’

Tras visitar varios de los hoteles de la capital del Atlántico, el comité organizador de la ventana por parte de Titanes, junto al delegado técnico de la BCLA, José Fernando Diez, determinó que la mejor opción la brindaba el hotel Dorado Plaza, en el norte de la ciudad.

La posibilidad de convertirlo en lo más cercano a una ‘burbuja’ con pisos exclusivos para cada delegación, así como la mejor alimentación y comodidad de un hotel con poco tiempo de haber sido inaugurado, fueron otros factores que ayudaron a tomar la decisión.

“Es importante que los atletas estén cómodos en los días en los que tienen que someterse a estar dentro de un hotel, sin poder salir, en lo que conocemos como el corazón de la ‘burbuja’. Este hotel entendió lo que buscábamos y además de convertirse en un lugar exclusivo para las más de 90 personas que allí se hospedan, ofreció lo mejor en bioseguridad y seguridad en general “, explicó Ramón Anaya, gerente administrativo de Titanes de Barranquilla.

Desde el pasado 2 de marzo, en alianza con Manzana Postobón, se necesitaron un total de 3 mil botellas de agua para abastecer la hidratación de la ‘burbuja’, tanto en el hotel como en las actividades que se llevaron a cabo en el coliseo Elías Chegwin, entre entrenamientos y los mismos juegos.

Se requirieron, de igual manera, otras mil botellas de bebidas y refrescos varios.

El transporte corrió por cuenta de la empresa Alemar que dispuso de 3 mega buses, uno por cada delegación, así como vans exclusivas para el personal de la FIBA la BCLA y el cuerpo de arbitraje.

“Todo un reto estar sincronizados con los itinerarios de todas estas personas, pero afortunadamente no hubo contratiempos”, agregó Anaya.

El Hotel Dorado Plaza, en el norte de Barranquilla, dispuso de tres pisos exclusivos para cada delegación, lo que se constituyó en lo más parecido a una ‘burbuja’ por la pandemia del Covid-19.

La bioseguridad, un reto

Hacer esta segunda ventana de la BCLA en Barranquilla fue un reto para el equipo anfitrión sobretodo por los protocolos de bioseguridad que todavía rigen en Colombia debido a la pandemia del Covid-19. En Managua, Nicaragua, donde se llevó a cabo la primera a comienzos de febrero, las medidas fueron un poco más laxas por políticas internas del país centroamericano que, incluso, permitió un aforo del 70 por ciento en el polideportivo Alexis Argúello, casa de Real Estelí, y que se tradujo en por lo menos 5 mil personas por partido.

Leandro Magdaniel, Oficial de bioseguridad de Titanes de Barranquilla, refirió que además de las pruebas PCR que cada delegación tuvo que hacerse en sus países, en la capital del Atlántico, con el acompañamiento del laboratorio Citisalud, ameritó la realización de cerca de 200 adicionales.

Un total de 25 personas estuvieron al frente de la aplicación de protocolos como limpieza, desinfección y lavados de manos en el coliseo Elías Chegwin, durante el montaje, el desarrollo y la desinstalación de equipos en el escenario.

“Ha sido sumamente complejo pero lo logramos y la ‘burbuja’ en Barranquilla tiene un balance sumamente positivo. La bioseguridad es prioridad en Colombia y así lo hemos mantenido”, declaró Magdaniel.

Robert Oconnell, periodista que llegó a Barranquilla con la delegación de Caballos de Coclé, de Panamá, destacó la organización del evento en todos sus frentes.

“Nos hemos sentidos muy atendidos y notamos los detalles que Titanes ha preparado para que así sea. El coliseo de un primer nivel y ponderamos el esfuerzo de todos para que esto salga bien”, sostuvo el comunicador.

Algunos rincones claves del Elías Chegwin fueron convertidos en murales como este que les recuerdan a los jugadores los triunfos que han conseguido en estos años.

La casa de Titanes

Esta ventana a cargo de Titanes fue posible gracias al trabajo de más de 120 personas en distintos roles. Poco a poco, en las últimas tres semanas, el equipo de montaje, a cargo de Alfredo Stefanel, fue afinando cada cosa que se necesitaba, según lo planeado y requerido por la FIBA.

Por lo menos 40 metros de pantallas led, solo en cancha del evento, más otros 37 para publicidad exclusiva de Titanes, engalanaron el maderamen del Elías Chegwin.

Sin embargo, otro reto era darle la calidez al escenario para que el equipo se sintiera en su casa, teniendo en cuenta que desde noviembre de 2019 no se jugaba en esta cancha por motivos de la pandemia.

Entonces, el equipo creativo del club, con el apoyo de las agencias de publicidad Kattan Kattan y Sin filtro, comenzaron a planear el branding del escenario.

Lo primero fueron los tres banderines de campeón, los obtenidos en 2018, 2019 y 2020, en la ‘burbuja’ de Cali, de la LBP, de 7 metros de largo por 2,5 de ancho, los que le fueron dándole cara de localía.

“Pensamos en murales que inspiren a nuestros jugadores y les recuerden a los que visitan que están de visitante”, comentó Pilar Pumarejo, directora comercial del equipo.

Así lucen los camerinos de Titanes de Barranquilla en el coliseo Elías Chegwin. Para esta segunda ventana, el club trabajó en un rediseño de algunos de los espacios del escenario deportivo.

Pero aún faltaba más y con el apoyo de Maderas Isaac se remodeló el camerino de Titanes con un diseño inigualable en este escenario que la Alcaldía de Barranquilla siempre tiene dispuesto para Titanes.

“Me gusta esa frase de Walt Disney que establece que todo lo que puedes soñar lo puedes lograr y por eso la tenemos impresa en varios rincones del coliseo. Le apostamos a la comodidad y bienestar de los jugadores, así que además de cerrar una importante alianza con Andrés De la Espriella, pensamos que tener ese espacio a tono iba a ser reconfortante”, advirtió el presidente Caparroso.

La sala de prensa del coliseo Elías Chegwin se convirtió en un fortín para las comunicaciones de esta segunda ventana sobretodo para el formato Titanes TV.

Titanes, en la retina de todos

La exposición ante los medios y los fanáticos en distintas plataformas digitales, más aún en estos momentos en los que no pudo haber público en las graderías del Elías Chegwin, es vital para Titanes de Barranquilla.

Un equipo integrado por Andrés Artuz, jefe de prensa, Carlos Capella, en la fotografía, y Luis Deluque, en el manejo de las redes, se cordinó para llevar cada detalle de lo que ocurrió en la ‘burbuja’, tanto a los seguidores del equipo como a los medios de comunicación.

Para fortalecer esa presencia, el club sigue apostándole a su formato Titanes TV, a través del canal de youtube Titanes de Barranquilla y que es coordinado por José Hugo Illera, con la producción de Alfredo Saavedra y la presentación de Guillermo Carbonell y Carlos Toncel.

Este informativo estuvo con toda la información de Titanes de Barranquilla en esta ventana de la BCLA.

“Es prioritario integrar un equipo fuerte de comunicaciones que llene cada uno de los espacios que estos tiempos requieren. La pandemia adelantó la virtualidad muchos años y así lo estamos entendiendo siempre engranados con la filosofía gerencial del equipo”, destacó Andrés Artuz, jefe de prensa del equipo.

Hay que destacar con letras mayúsculas que la ventana de la BCLA en Barranquilla no hubiera sido posible sin el apoyo de los marcas, patrocinadores y aliados que siguen creyendo en este producto que busca llevar a lo más alto el baloncesto que se juega en la capital del Atlántico, en Colombia y por qué no, en el continente.

“Solo podemos darles las gracias a Mutual Ser, Gases del Caribe, Olímpica, La Jaula, Laboratorio Citisalud, Kaizen Medical Care, Manzana Postobón, Alemar, el Hotel Dorado Plaza, la Alcaldía de Barranquilla y M7 logística, por apoyar y creer en este proyecto llamado Titanes de Barranquilla”, puntualizó Pilar Pumarejo.

La unión de todo el staff de Titanes de Barranquilla fue vital para el feliz termino de esta segunda ventana de la Basketball Champions League Americas, un evento que no se realizaba en la ciudad desde hace más de 2 décadas.

Últimas Noticias